Dharma Paranormal
Conectar

Conectar

Conectate con la cuenta de tu red social preferida
Valora este artículo
(2 votos)

OBJETOS MALDITOS

 

Hace unos días presenciamos un extraño caso que sin lugar a dudas podríamos incluirlo dentro de la categoría de los objetos malditos. Existen en la historia varios casos de objetos que se hicieron conocidos por estar asociados a fatalidades que afectaron a quienes los poseían, pero en esta oportunidad la información encontrada evitó consecuencias funestas en su propietario y es una historia que compartimos para que nuestros lectores no se vean involucrados en una situación similar.

Un amigo nos contactó para informarnos de la preocupación de una joven que tenía en su poder una pequeña cabeza disecada que ella
atribuyó que fue parte de un simio pequeño. Esta cabeza habíacabeza pertenecido a una familia a la que la joven había prestado sus servicios de terapias y en su último día de trabajo le ofrecieron como regalo el extraño objeto, que según ellos fue heredado del abuelo y que le ayudaría como amuleto para proteger su casa. Sin tener aún plena conciencia de lo que estaba recibiendo, la joven aceptó el singular obsequio y lo llevó a su casa porque le pareció un curioso “adorno”.

La joven no imaginó que desde ese día su vida se convertiría en un tormento por los extraños fenómenos que empezaron a manifestarse. Durante las noches sentía que una presencia se encontraba en su dormitorio y se veía obligada a dormir con la luz encendida, sus familiares percibían durante las madrugadas extrañas sombras y ruidos en la cocina. La situación fue empeorando cuando empezó a desaparecer el dinero que reservaban para los gastos de la casa, culpándose entre ellos en medio de acaloradas discusiones.

La joven tardó varios meses en relacionar estos incidentes al misterioso objeto, pero sus sospechas fueron tomando forma al notar no conseguía trabajo desde que lo tenía en su poder. En repetidas oportunidades le cancelaron sus servicios a último momento, agravando su situación económica.

El estado de salud de la familia también empezó a verse afectado, y el síntoma común era de debilidad y desgano cuando despertaban en las mañanas. Sin dudarlo más decidió deshacerse de la extraña cabeza, pero el temor ante las represalias por hacerlo de manera indebida iba postergándose.

Cuando nos comunicaron todos estos hechos, nos enviaron una foto del objeto. Vimos en esa cabeza algo familiar que  indicaba que no pertenecía a ningún animal sino que tenía un origen más siniestro: era de un ser humano.

Nuestro conocimiento sobre las antiguas costumbres de algunas tribus amazónicas se limitaban a la existencia de una técnica para reducir las cabezas de los enemigos como una muestra de intimidación, pero no la relacionábamos que también podría tener una connotación espiritual, para mantener el control del oponente no sólo en esta vida sino también en el más allá.

 

Los Temibles Shuar

Comencemos por conocer a los Shuar. El pueblo indígena de los Shuar es popularmente conocido como los Jíbaros. Los Shuar habitan una importante región del Amazonas, más precisamente en las laderas orientales de los Andes, en gran parte de Ecuador y Perú. Fueron denominados como Jíbaros por los conquistadores españoles, sin embargo, el verdadero nombre de esta tribu es el de los Shuar y a partir de este momento los llamaremos así.

Constituyen uno de los grupos étnicos más importantes de toda la región amazónica siendo el más popular y esto se debe, más que en gran medida, a la práctica ancestral de la reducción de cabezas. Viven en chozas, tienen un lenguaje propio, una serie de creencias y un sistema patriarcal sumamente interesante. Pero trataremos especialmente al ritual de la reducción de cabezas.

 

El simbolismo en el ritual Tzantza

El ritual Tzantza tiene un profundo significado simbólico de diversos aspectos. El más importante es paralizar el espíritu, se busca retener la esencia, el alma de la persona. En batalla, los guerreros de la tribu le quitaban la cabeza al enemigo y luego la reducían para que el espíritu de este último no pudiera volver y tomar venganza contra el responsable de su muerte. Pero por otra parte, con fines religiosos, los miembros Shuar reducían la cabeza de los más sabios del grupo con el fin de guardar sus conocimientos y mantener su espíritu en la tribu.cabezas encogidas jibaros-3

Entonces, podemos decir que la finalidad de este ritual era la de mantener el conocimientos en la aldea. Ya sea con el fin de evitar una posible venganza desde el más allá por parte de sus enemigos o para, por el contrario, mantener cerca a los difuntos del grupo, en ambos casos, al reducir la una cabeza la aldea se aseguraba quedarse con el espíritu de la persona.

En ambos casos, se guardaba el conocimiento, ya que quedándose con la cabeza reducida del enemigo también se quedaban con sus conocimientos. Otro aspecto fundamental era el del prestigio, cuantas más cabezas tenía un guerrero, más prestigio poseía puesto que implicaba que era un guerrero victorioso. Por último, las cabezas también funcionaban a nivel psicológico, pues este hecho representa un impacto psicológico para cualquiera fuera de la tribu Shuar.

El proceso de la reducción de cabezas de los Shuar implicaba separar la cabeza del resto del cuerpo y realizar un corte en “V” sobre la parte trasera del cráneo. Este corte, sumamente especializado, permitía quitar toda la piel del rostro y literalmente despellejar la cabeza. Era importante ser rápido para que el espíritu no escapara cuando la persona moría, por lo que se cree que, en algunos casos, la víctima incluso aún estaba con vida mientras transcurría esta parte del ritual. (Fuente: Fernando Pino)

 

El Análisis Psíquico

Ahora que ya estábamos enterados sobre las implicancias de este ritual, realizamos una prueba para comprobar si realmente la cabeza protagonista de esta historia era el origen de los fenómenos en casa de esta joven. Sin brindar mayor información sobre este caso, compartimos la fotografía a nuestros dos compañeros psíquicos para saber su percepción sobre la imagen. Nuestro compañero Alejandro afirmó visualizar claramente a un espíritu muy antiguo y violento asociado a la cabeza que permanecía en la vivienda de su propietaria. Nuestra compañera Belesia sintió fuertes dolores de cabeza cuando la vió y una energía muy fuerte y oscura. Ambos coincidieron que la joven debía desprenderse lo más pronto posible del objeto para evitar incidentes más graves. También era necesario romper el vínculo que existía entre el espíritu y la cabeza para que no ocasionara más desgracias a quien la tuviera.

La tenencia de estos objetos como parte de una colección particular es considerado como posesión ilegal del patrimonio del Estado y es un delito que está penado según las leyes del país, por lo que era impensable conservarla. Para ayudar a la desesperada joven a concluir esta poco agradable experiencia, la pusimos en contacto con un instituto de investigaciones antropológicas de la Amazonía, a cargo de un sacerdote católico para que realizara la entrega de la cabeza reducida. Cuando el sacerdote la recibió, hizo notar su sorpresa al sentir la pesada carga energética de la cabeza, pero prometió realizarle un ritual de liberación antes de entregarla al museo antropológico.

Según el escritor Daniel Arries, los denominados objetos malditos tienen naturalezas y formas muy diversas (desde una piedra preciosa hasta una silla y desde una muñeca de trapo a un sarcófago) pero todos tienen algo en común: dicen que atraen la desgracia, la ruina y toda suerte de infortunios a los que se relacionan con ellos. Son objetos de fama siniestra que arrastran una historia funesta. Se les atribuyen toda clase de desórdenes, desde simples rachas de mala suerte hasta las más terribles desgracias. Son objetos que se miran con miedo, que parecen poseer vida propia, que tienen un historial cuajado de muertes y accidentes. Son suficientes razones para actuar con recelo ante obsequios de dudosa procedencia y evitar ingresarlos a nuestros hogares, si no queremos repetir la experiencia de la joven de esta historia.

 

Pedro Noguchi

Investigador

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Comentarios | Agregar el tuyo
  • No se han encontrado comentarios
Por favor, registrete o ingresa a tu cuenta para poder comentar
  • Instrumentos Paranormales

Me ocurrió a mí

Testigos de fenomenos paranormales

Dharma Social